Perfil

Fecha de registro: 27 jul 2022

Sobre...

Ventajas y desventajas de importar de China

La necesidad de que las empresas sigan siendo competitivas en el entorno globalizado exige la necesidad de adoptar estrategias para mantener una operación empresarial saludable en medio de la competencia. Esto es así especialmente con la expansión del marketing digital y el aumento de las empresas a escala mundial. Por un lado, la importación de bienes es una forma de aumentar los beneficios, un factor que permite a las empresas disfrutar de una ventaja competitiva. En consecuencia, dado que la mayoría de los bienes del mundo se obtienen de China, tiene sentido que las empresas importen del mayor fabricante del mundo. Sin embargo, se aconseja a los empresarios que consideren algunas de las ventajas y desventajas de importar de China.

Estas son algunas de las principales ventajas de importar de China

Importar permite abastecerse de bienes a precios más bajos. Una de las muchas ventajas de importar bienes y materias primas de China es la reducción de los costes. Los bajos costes de la mano de obra en China permiten a las empresas fabricantes vender sus productos a un coste muy inferior al de los productos fabricados localmente. Esto está muy relacionado con el concepto de ventaja comparativa, en el que las condiciones de China, como los bajos costes laborales y los regímenes fiscales, facilitan la producción a costes mucho más baratos.

Productos de alta calidad. Es erróneo pensar que las fábricas de China producen productos baratos y de baja calidad. El sector manufacturero del país ha cambiado drásticamente con el tiempo, y muchos fabricantes son capaces de fabricar productos de alta calidad. El éxito de muchos empresarios que obtuvieron sus productos en China refleja la calidad de los productos procedentes del país.

El gobierno chino apoya las relaciones comerciales. El gobierno chino afirma su compromiso de apoyar las relaciones comerciales, lo que permite a los empresarios seguir adelante con sus negocios con tranquilidad. Además, el acuerdo de relaciones comerciales incluye un acuerdo que ofrece a los importadores ventajas únicas que pueden hacer que el proceso de importación sea mucho más fácil y rentable.

Mayor esfuerzo para un mejor control de calidad. La toma de conciencia de la importancia de producir y exportar productos de alta calidad dio lugar a un mayor control de calidad entre las empresas manufactureras de China.

China alberga a los mejores diseñadores de productos. China ocupa una posición dominante en la fabricación mundial, y esto se atribuye a sus diseños únicos de productos. Los fabricantes tienen un buen conocimiento del proceso que permite introducir características y componentes que hacen que un producto destaque.

Infraestructuras de fabricación establecidas. Muchos importadores son partidarios de abastecerse en China por sus avanzadas infraestructuras, que son fundamentales para la fabricación de productos de calidad mundial.

A pesar de las ventajas, se advierte a los importadores sobre algunos de los escollos asociados a la importación desde China. Estos son algunos de los factores que los importadores, especialmente los principiantes, deben tener en cuenta cuando deciden importar de China para evitar algunos de los costosos errores que se pueden cometer al importar.

Dificultad para elegir el proveedor. La elección de un proveedor externo o de un fabricante plantea dificultades. Hay pros y contras de estas dos opciones, y el importador puede tener que considerar el sistema que va bien con el proceso de desarrollo del producto y la cadena de suministro. Es importante que los importadores encuentren toda la información posible sobre el posible proveedor.

Una pauta para evitar este problema es acudir con un importador local, en México hay excelentes importadores de productos chinos.

Riesgos de falta de comunicación. Los riesgos de falta de comunicación son muy elevados, sobre todo cuando se compra a otros países. Por ello, es necesario que el importador envíe detalles y especificaciones precisas para reducir los riesgos de error. Es posible que el importador tenga que llamar por teléfono al fabricante y pedir las muestras necesarias. Aunque esto puede llevar algo de tiempo, es mejor que pasar por el costoso error de pedir y recibir un artículo diferente al que se pretende tener.

Desafíos de la comunicación en línea. La búsqueda de posibles proveedores requiere la necesidad de encontrar toda la información posible sobre ellos. Aunque la comunicación por teléfono y otras formas de interacción es posible, los importadores pueden necesitar viajar a China para conocer mejor a las empresas.

Transporte y derechos de importación. A pesar de los costes más baratos de las mercancías, el importador puede tener que considerar los costes de desembarco, que son la suma de todos los costes de transporte, los derechos de importación, el coste de los proveedores de servicios y otras tasas asociadas a la importación. También hay tasas ocultas que la empresa importadora puede tener que pagar en el proceso.

Mayor tiempo de entrega. El envío es bastante lento, y el tiempo necesario para transportar los productos se ve afectado por factores como la documentación, el despacho de aduanas, los viajes por el interior y los procesos de manipulación portuaria.

No obstante, la importación desde China es un esfuerzo muy prometedor para muchas empresas. Productos como la ropa, el calzado, la electrónica y el mobiliario doméstico que se importan de China se han hecho un hueco en muchas tiendas de ultramar. Aunque no es una tarea fácil, dados los complejos y costosos procesos, importar del mayor fabricante del mundo ayuda a aumentar la ventaja competitiva de una empresa. Los importadores sólo tienen que planificar y considerar los factores que pueden afectar a sus procesos para que el proceso de importación sea más eficiente.

productoschinos

Más opciones